El 20 de enero toma posesión Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y para despedir al saliente mandatario, la Casa Blanca ha sido escenario de una gran fiesta rodeada de artistas y figuras del espectáculo.

Este viernes, Barack Obama fue anfitrión de una gala catalogada por el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, como una fiesta de la pareja presidencial hecha “para pasar un rato con sus amigos”.

Según publicó el Washington Post, a la gala del adiós asistirían famosos, como la presentadora Oprah Winfrey y los actores Samuel L. Jackson y Bradley Cooper, entre otros.

Las lista de invitados, además, incluiría a a los cantantes Stevie Wonder y Usher y a los cineastas J.J. Abrams y George Lucas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *